México cae dos posiciones en el Global Fintech Rankings; Brasil y Uruguay se colocan en el top 20

julio 5, 2021 6:30 pm

Perú descendió siete posiciones al puesto 62 en el 2021 Global Fintech Rankings, que clasifica 83 países y más de 250 ciudades donde existe un clúster de tecnología financiera. El informe es elaborado por la firma de investigación del sector Findexable, en colaboración con la plataforma de banca en la nube Mambu.

En el 2020 el sector de tecnología financiera (fintech) se expandió global y financieramente, aprovechando el auge en la demanda de tecnología que aumenta el acceso a las finanzas digitales, según el estudio de este año.

Los informes anteriores mostraban que esta tendencia se estaba acelerando; pero, durante el periodo cubierto se observa que la diversidad entre las fintech se disparó, sumando 50 nuevas ciudades y 20 nuevos países al índice, lo que significa que albergan la sede de por lo menos 10 empresas fintech de propiedad privada.

Los Rankings mundiales de fintechs 2021 identifican centros emergentes, empresas fintech y tendencias. El algoritmo del índice clasifica los ecosistemas fintech de más de 230 ciudades en 65 países, incorporando datos de los propios registros de Findexable, cotejados y verificados por su Red Global de Asociaciones, incluyendo Crunchbase, StartupBlink, SEMrush y más de 60 asociaciones fintech a nivel mundial.

El índice se publicó por primera vez en el 2019 y ha sido recibido con gran entusiasmo por parte del sector fintech.

El informe de este año muestra que, aunque los principales centros tecnológicos y financieros, como Londres, Nueva York y San Francisco, siguen siendo núcleos mundiales de desarrollo, el sector de la tecnología financiera se está diversificando geográficamente.

Dos países latinoamericanos han avanzado en la lista, Brasil (14°) y Uruguay (17°), y ciudades como Sao Paulo han subido en la clasificación, y esta última se ha unido a las diez principales ciudades del mundo en cuanto al crecimiento de las fintech. Mientras tanto México se ubica en la posición 32 de 83, tras descender dos posiciones.

Debido a que cada vez se fundan más empresas de tecnología financiera en una mayor variedad de lugares, desde Flutterwave en el África subsahariana hasta la moneda digital lanzada en las Bahamas, las necesidades de sectores específicos de la población están siendo atendidas por personas de esas zonas.

En total, de los 83 países que figuran en la clasificación de este año, más del 20% son nuevos participantes. En resumen, los mercados emergentes y las poblaciones con conocimientos digitales pero con acceso restringido a los servicios bancarios siguen siendo fuentes de innovación en materia de tecnología financiera.

Esto habla de uno de los temas más amplios del informe, que es que la tecnología financiera está cerrando las brechas en la vida de los consumidores, muchas de las cuales se han revelado o se han hecho más apremiantes por la pandemia del Covid-19. Los datos de MasterCard mostraron que en el primer trimestre del 2020 hubo una mayor adopción de la banca digital en diez semanas que en los cinco años anteriores. La tecnología financiera ya no puede considerarse una moda, sino que forma parte de la vida de miles de millones de personas: “fintech para todos y no para unos pocos”.

Sin embargo, existe una brecha significativa entre los principales actores y la siguiente generación de innovadores en términos de financiamiento que debe ser resuelta para que la industria siga avanzando con nuevas ideas. También sigue existiendo una brecha entre los clientes de las fintechs —las mujeres suelen ser las primeras en adoptarla, mientras que los mercados emergentes son fuentes de gigantescas bases de usuarios— y las personas que las dirigen.

El informe también muestra que durante el año se realizaron importantes inversiones en el sector. El número de empresas “unicornio” (empresas de reciente creación privadas con una valoración de más de 1,000 millones de dólares) ha aumentado drásticamente, con rondas de inversión multimillonarias de un puñado de empresas que llevan la inversión total en unicornios fintech a 440,000 millones de dólares, frente a los 199,000 millones de dólares de abril del 2020. Este drástico aumento en la inversión significa que los unicornios fintech representan ahora el 20% del valor total de los unicornios de tecnología.

Para el fundador y director general de Findexable, Simon Hardie, el nivel de inversión y actividad en el sector fintech “es enormemente gratificante para los que hemos estado defendiendo a la industria. Es especialmente bueno ver que la pandemia no ha frenado, y de hecho puede haber acelerado, la adopción de las fintech en partes del mundo que antes estaban desatendidas”.

“Tan importante como el hecho de que el sector está creciendo es la cuestión de si el sector en su conjunto está ayudando a la gente común a resolver los problemas de acceso financiero, costo y simplicidad. Un estudio de la Universidad de Illinois realizado con datos del año pasado mostró que el nivel de desarrollo fintech de un país está muy relacionado con mejoras en la inclusión financiera en las economías emergentes. Entonces podemos extrapolar que el aumento de las empresas fintech en las regiones con acceso restringido a los servicios bancarios llevará a una mayor inclusión financiera en esas zonas”, agregó.

Por su parte, Elliott Limb, Chief Customer Officer de Mambu, comentó que las fintechs forman parte de una revolución mundial para hacer que los servicios financieros sean más fáciles, rápidos y sencillos. “Están cambiando la forma de ahorrar, gastar, pedir prestado e invertir el dinero. Ya sea compitiendo, cooperando o apoyando a las instituciones financieras tradicionales, las fintechs están transformando los servicios digitales para un mundo en tiempo real y bajo demanda”.

Y agregó: “Por eso estamos orgullosos de haber hecho méritos en esta comunidad rica en imaginación y alzar la mano para patrocinar el Índice mundial fintech. La necesidad de entender dónde se crean la energía y las ideas es una herramienta que necesitan los responsables de la toma de decisiones. Tanto si se trata de un aspirante a unicornio, de un neobanco que busca nuevos mercados, de un proveedor que quiere digitalizarse o de una institución financiera que quiere actuar como una fintech, se necesita un plan de acción… Una guía para saber por dónde empezar y hacia dónde ir. Por eso es importante un sistema de clasificación”.

Para fines del algoritmo del índice, se entiende por fintech cualquier empresa que aplique una innovación con capacidad tecnológica orientada específicamente a la prestación o distribución de servicios financieros.

Las clasificaciones de países y ciudades se han calculado a partir de una calificación total compuesta por una combinación de tres parámetros:

  • Cantidad – Tamaño del ecosistema fintech y estructuras de apoyo – número de fintechs, centros de fintech, espacios de trabajo coordinado, aceleradores, influencers globales y población (sólo países)
  • Calidad – Impacto/desempeño – tamaño y crecimiento de las fintechs (por ejemplo, número de unicornios), inversión, eventos, generación de valor, colaboración internacional, clasificación de sitios web
  • Entorno – facilidad para hacer negocios, masa crítica, entorno normativo – intervenciones normativas para mejorar el entorno competitivo, incentivos para las empresas de reciente creación, censura de Internet, portales de pago, cursos de tecnología financiera.

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/sectorfinanciero/Mexico-cae-dos-posiciones-en-el-Global-Fintech-Rankings-Brasil-y-Uruguay-se-colocan-en-el-top-20-20210703-0018.html

Categorias: