Si terminó de pagar una deuda, no olvide pedir la carta finiquito

julio 2, 2021 4:55 pm

Pagar una deuda siempre será un alivio para su bolsillo ya que se quita presiones de encima, sin embargo, al saldar la deuda de una tarjeta de crédito o un financiamiento el compromiso no termina ahí.

Si por alguna razón su deuda fue traspasada a un despacho de cobranza e incluso con la propia entidad financiera es importante que solicite la carta finiquito de su deuda, ya que con dicho documento usted comprobará, en caso de ser requerido, que la deuda ha sido saldada en su totalidad.

“La carta finiquito es la garantía de que tu cuenta está en ceros y que se procederá a cancelar el registro de la misma en la base de datos del banco y en el Buró de Crédito”, expresó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

¿Cuál es la importancia de contar con la carta finiquito? En estricto sentido, el documento no es solicitado por ninguna entidad financiera para ser acreedor a un producto como un financiamiento o una tarjeta de crédito, sin embargo, de acuerdo con la propia Condusef, la carta brinda certeza de que la deuda está en “ceros”.

“Después de liquidar la deuda es de suma importancia reclamar la carta finiquito, ya que muchas veces se cree que por dejar la cuenta en ceros ya no habrá nada que pueda afectar, sin embargo, no es así, algunas tarjetas siguen generando el cobro de comisiones y se corre el riesgo de mantener vigente el adeudo, incluso, lo que pagaste podría ser tomado únicamente como un abono a dicho adeudo”, explicó.

Solicítela y reste una preocupación

Para recibir la carta finiquito de su deuda no es necesario realizar otro trámite engorroso, únicamente al realizar el último pago puede acudir o comunicarse con la entidad financiera o el despacho de cobranza para que se la entreguen, sin embargo en algunos casos la emisión de la misma puede demorar.

“La mayoría de las instituciones financieras pueden darte una carta finiquito al solicitarla en cualquiera de sus sucursales después de que te notificaron que la deuda ha sido saldada. Algunas entidades te la entregan al momento, pero en otras el tiempo aproximado que debes esperar es de hasta 40 días hábiles”, agregó la comisión.

Por otra parte, si existe una negativa para obtener la carta finiquito, la comparadora de servicios financieros Fincompara explicó que es poco común que se presente un caso así, sin embargo, de estar en esa situación, puede solicitar el equivalente a una carta finiquito como un estado de cuenta con la deuda saldada o algún otro tipo de documento que avale que cumplió con su deber de pago.

“En caso de que no obtengas ninguna, y los despachos de cobranza sigan llamándote, puedes obtener tu Buró de Crédito actualizado con el fin de demostrar que tu deuda aparece borrada o liquidada en la entidad financiera. Si en Buró tiene la leyenda de que aún no pagas: es necesario que te acerques a tu banco o financiera para iniciar una aclaración”, detalló Fincompara.

Además es importante aclarar que existe otro documento denominado carta convenio, que de acuerdo con Fincompara no es lo mismo que la carta finiquito, por lo que debe tener cuidado al realizar trámites relacionados con estos documentos.

“Es importante no confundirlos. La carta convenio es el papel con el que formaliza el acuerdo entre las partes, y define con claridad los nuevos términos bajo los que se procederá para terminar la deuda. Una vez que cumplas con lo pactado, y liquidez el crédito, entonces sí deberás solicitar la carta finiquito”, explicó la comparadora.

Un reset necesario

Después de obtener su carta finiquito, ahora sí, puede sentirse con la tranquilidad de saber que la deuda está saldada y evitar las llamadas de la entidad financiera o el despacho de cobranza, sin embargo a partir de esa experiencia es importante que replantee su vida financiera con el objetivo de evitar caer en otra deuda que se vuelva impagable.

De acuerdo con la financiera Crédito Maestro, es importante tomar en cuenta diferentes puntos para mantenerse en el camino de la estabilidad financiera, uno de ellos tiene que ver con ajustar el presupuesto.

“El presupuesto cambia constantemente y debe adaptarse a esos cambios. En primer lugar porque nuestros gastos no son estáticos, aunque los ingresos sí lo sean. En segundo, porque hay eventos que lo modifican, como terminar de pagar un crédito. Ahora cuenta con dinero adicional cada mes, y si no tiene cuidado puede terminar derrochándolo”, explicó la financiera.

Otro punto a considerar consiste en establecer nuevos objetivos financieros como la remodelación de su hogar o la adquisición de artículos que requieran su compra e incluso, la posibilidad de comenzar a ahorrar.

“Aunque no está mal tomarse un descanso o que te des un gusto, ya que estás más desahogado, hay que considerar ahorrar una parte de ese dinero (…) durante bastantes meses se redujeron otros gastos para pagar deudas, por lo que, si es posible separar esa cantidad cada mes se puede crear un fondo para emergencias o ahorrar más para el retiro. Son metas que podrán ser de utilidad en el futuro”, añadió.

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Si-termino-de-pagar-una-deuda-no-olvide-pedir-la-carta-finiquito-20210413-0093.html

Categorias: